¿Las minusvalías afectan mi retiro?

...

Por Principal

13 de November de 2019

minusvalias

Incertidumbre es una palabra que ha tomado fuerza a través de los años en el mundo financiero. Los temas propios de cada país y temas internacionales han hecho que los inversionistas se sientan -por instantes- más o menos atraídos por invertir en ciertos activos. Ejemplos, sobran.

Una caída en los precios del petróleo a nivel mundial, un conflicto militar o tensiones comerciales son noticias que ponen nerviosos a los inversionistas y, a su vez, provoca que el precio de algunos activos varíe.

Y todo esto, ¿en qué afecta nuestro retiro? Los recursos de los trabajadores mexicanos están administrados por las Afores, quienes tienen el dinero invertido en distintos instrumentos como bonos gubernamentales, acciones mexicanas e internacionales. Lo anterior, para contribuir con la misión que el mexicano tenga una pensión digna cuando sea adulto mayor.

En episodios de gran incertidumbre suele registrarse una caída en el valor de distintos activos, que se podrían traducir en minusvalías en el saldo de tu Afore. Éstas suelen ser poco frecuentes y su duración tiende a ser temporal . Una minusvalía es una disminución en el valor de un activo, cuando el valor sube, es una plusvalía. La minusvalía o plusvalía se convierte en pérdidas o ganancias cuando se vende el instrumento de la inversión.

La mayor parte del tiempo, las Afores generan rendimientos (plusvalías), pero de manera eventual hay ciclos de volatilidad, donde por cuestiones generalmente externas, el ahorro sufre fluctuaciones de manera temporal. “La clave para entender cómo funciona el Sistema de Ahorro para el Retiro y obtener los mayores resultados con tu Afore es no perder de vista que tu horizonte es de largo plazo” , publicó la Condusef.

Desde que una persona empieza a trabajar, hasta su jubilación pasan más de 30 años. En tres décadas emergerán diversos eventos económicos, políticos y sociales que podrían cambiar el rumbo de las inversiones y con ello habrá momentos de plusvalías (alzas) y minusvalías (bajas).

Mientras más joven es el inversionista tendrás -desde su Afore- más exposición a activos de mayor riesgo como acciones, porque en caso de tener una minusvalía importante tiene el tiempo a su favor para recuperar ese capital e, incluso, volverlo plusvalía.

Del otro lado, los trabajadores que ya están próximos a su jubilación su exposición se centra en activos seguros, como bonos gubernamentales, pero acotando su capacidad de generar rendimientos.

Cuando existen episodios de volatilidad, como lo sucedido en el 2008 y 2009, cuando el sistema financiero a nivel mundial recibió una fuerte sacudida, se debe tener en cuenta que no es el mejor momento para cambiarte de Afore o realizar retiros porque las minusvalías se volverán tangibles, reflejándose en pérdidas para el retiro en tu vejez.  

Desde finales del 2009 (fecha en que se estabilizó el sistema financiero internacional después de las Gran Crisis Financiera global), las SIEFORE han obtenido rendimientos netos de comisiones por 1.7 billones de pesos .

Si bien las minusvalías no afectan tu retiro, tomar una mala decisión o no ser asesorado por especialistas puede provocar que éstas se vuelvan pérdidas y, en el peor de los casos, mermen tu jubilación.

Etiquetas