2.9

Es un ahorro voluntario para los trabajadores al servicio del Estado bajo el régimen de cuentas individuales: consiste en que por cada peso que aporte voluntariamente el trabajador a la subcuenta de Ahorro solidario, hasta con un límite del 2% del Salario básico, la dependencia donde labora se obliga a aportar $3.25, hasta con un límite de 6.5% del Salario básico. Este derecho lo otorga la nueva Ley del ISSSTE1 , que entró en vigor el 1 de Abril de 2007.

 

Existen 2 opciones para que realices tu aportación: 1% ó 2% de tu Sueldo Básico de cotización, de acuerdo a lo siguiente:

Opción

Aportación de trabajador

Aportación del Gobierno

Aportación de la Cuenta individual de ahorro para el retiro*

A

1% del Salario básico

3.25% del Salario básico

Cambia de 11.3% a 17.04%

B

2% del Salario básico

6.5% del Salario básico

Cambia de 11.3% a 21.29%

El ahorro solidario es muy importante para incrementar el saldo de la cuenta individual, aunado a la aportación de entidad o dependencia dará lugar a un incremento en los recursos acumulados de hasta un 8.5% del sueldo básico. Esto implicaría un aumento de más del 50% en los recursos que se destinarían a la cuenta individual y un importante incremento en la pensión.

Además, con el ahorro a través de la cuenta individual recibirás atractivos rendimientos, los cuales suelen ser mayores a los que podrías obtener mediante instrumentos de ahorro tradicionales. El ahorro solidario sólo puede ser utilizado para obtener una renta vitalicia o un retiro programado al momento de recibir una concesión de pensión, o retirar el saldo remanente después de adquirir una pensión 30% mayor que la pensión garantizada y el seguro de sobrevivencia correspondiente.

¿Cómo realizar ahorro solidario?

  1. Evalúa tu capacidad de ahorro, hasta por un 2% del sueldo básico.
  2. Solicita al área de Recursos Humanos de tu Dependencia, el documento de elección de Ahorro Solidario.
  3. Marca el porcentaje de ahorro deseado (1% ó 2%), firma el documento y entrégalo en tu Centro de Pago en noviembre o diciembre. Los trabajadores de nuevo ingreso o reingreso tendrán dos meses para definir el monto que decidan ahorrar por esta modalidad.

Artículo 100