2.7

Las aportaciones voluntarias son depósitos que realizas voluntariamente a tu cuenta individual en la subcuenta de aportaciones voluntarias.

Las aportaciones voluntarias son depósitos adicionales que puedes realizar en tu cuenta individual y tienen dos grandes beneficios:

  1. Incrementas el ahorro para tu retiro, que te dará como resultado un monto mayor de pensión.
  2. Obtienes beneficios fiscales, ya que de acuerdo a la LISR puedes deducir el 10% de los ingresos o el equivalente a 4 salarios mínimos generales (SMG) vigentes en el área geográfica elevada a un año.

Si así se lo indicas a la Afore que administra tu cuenta individual, las aportaciones voluntarias también se pueden contemplar en el cálculo de tu pensión (aplica sólo para la ley 97 del IMSS o para los trabajadores en el régimen de cuentas individuales del ISSSTE).

¿Dónde puedes realizar aportaciones voluntarias?

  • Domiciliación. Tú decides cuánto y cada cuándo.
  • Descuento, vía SUA (Sistema Único de Autodeterminación) Sólo tienes que indicarle a tu empresa el monto que deseas aportar periódicamente.
  • Depósito en las tiendas 7ELEVEN. Deberás indicar tu CURP para poder hacer el depósito.
  • Depósito bancario. Acude a las sucursales de Banamex, HSBC, BBVA Bancomer o Santander y realiza tu aportación en ventanilla.
  • Por transferencia electrónica desde el servicio de banca electrónica de tu banco: BBVA Bancomer, Banamex, HSBC o Santander.
  • A través de los cajeros automáticos de HSBC.
  • TELECOMM
  • Domiciliación e-SAR
  •  Tiendas Extra
  • Tiendas Círculo K

¿Cómo realizar las aportaciones voluntarias?

  

Aportaciones complementarias

2.8

Es un ahorro voluntario que tiene el propósito de incrementar el monto de la pensión e incentivar el ahorro interno de largo plazo.

  • Te permiten gozar de una mejor pensión al final de tu vida laboral.
  • Estas aportaciones son deducibles de impuestos
  • A través de la cuenta individual recibirás atractivos rendimientos, los cuales suelen ser mayores a los que podrías obtener mediante instrumentos de ahorro tradicionales.

No existen montos máximos ni mínimos para depositar, tú decides cuánto ahorrar de acuerdo a tus posibilidades.

A partir de 2014, el importe total de las deducciones fiscales (incluidas aportaciones voluntarias y complementarias), no podrá exceder del 10% de los ingresos anuales del contribuyente o del monto equivalente a cuatro salarios mínimos generales del área geográfica del contribuyente, elevados al año (último párrafo del Art. 151 de la Ley del ISR, vigente a partir de 2014).