Urge fortalecer sistema de pensiones: especialistas

sistema-pensiones

México necesita robustecer su sistema de pensiones y hacerlo más sostenible para evitar una catástrofe social más que económica, debido a que hoy tiene una baja contribución obligatoria, una alta población que envejece sin ahorro y en la informalidad, aseguró el presidente del Instituto Global de Envejecimiento, Richard Jackson.

Jackson expuso que más que un riesgo económico, las pensiones podrían generar un problema social.

En la presentación del estudio "El envejecimiento global y la seguridad previsional en las economías emergentes", señaló que el pago continuo de beneficios por parte del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) a los trabajadores pensionados por la Ley 73, representará una carga fiscal importante.

Sin embargo, indicó que el riesgo viene de que hay un importante grupo de edad que envejece y depende totalmente del gobierno, no por los beneficios que haya ganado, sino por los que obtiene al llegar a una edad mayor sin tener ningún ahorro.

México necesita armar un sistema de retiro más sostenible, más robusto, para evitar una catástrofe humanitaria en 30 años y una parte importante para esto es elevar la tasa de aportación obligatoria, que hoy es de niveles de 6.5% a tasas de 15%, planteó.

El experto afirmó que el tiempo de afrontar el reto es ahora, cuando todavía hay tiempo, pues “si no se hace, van a tener un sistema inadecuado, van a tener una tercera parte de la población con un sistema adecuado y dos terceras partes que dependan del seguro social”.

Señaló que México tiene alrededor de 15 años de bono demográfico favorable para resolver la problemática en materia de pensiones, ante la reducción de la fecundidad local y la mayor esperanza de vida.

Esto, argumentó, porque con una contribución de apenas 6.5% del salario vigente se ofrecerá una tasa de reemplazo cercana a 30% del salario como pensión.

Advirtió que el sistema mexicano tiene trabas legales que le impiden invertir mayores activos en economías más jóvenes, a lo cual se agrega una gran proporción de la población económicamente activa que trabaja en la informalidad.

El presidente de Principal International Latinoamérica, Roberto Walker, opinó que México enfrenta un reto importante en materia de pensiones, debido a un cambio demográfico que llevaría a que para 2050, por cada dos personas en edad de trabajar, habrá un jubilado.

Este cambio demográfico generará presión tanto para la sociedad económicamente activa como para el Estado, pues dentro de los habitantes con derecho a una pensión existirá una gran proporción en que la misma será insuficiente, además estarán los mexicanos en edad de plenitud que nunca ahorraron para la vejez, expuso.

Consideró que autoridades, sector privado y la sociedad, deben trabajar de forma conjunta para fortalecer el sistema de pensiones y el ahorro de largo plazo.

Agregó que entre las posibles medidas están el establecimiento de más políticas públicas con incentivos que fomenten, hacia un horizonte más amplio, el ahorro previsional, y que haya mejores productos por parte del sector financiero y mecanismos de ahorro, tanto en la parte obligatoria como voluntaria.

  
  Gabriela Huerta
  http://www.fundssociety.com/