Que este año no te sorprenda, prepara tus finanzas personales

finanzas-sanas

Este año 2017 empieza para los mexicanos con muchos retos, como la liberación de los precios de la gasolina o la incertidumbre generada por el cambio de mando presidencial en Estados Unidos, cuyas decisiones pueden tener un efecto en el crecimiento de nuestro país. Recordemos que las exportaciones no  petroleras de México hacia nuestro principal socio comercial representan el 82.68% del total(1).

Esos retos sin duda alguna tienen un efecto en nuestras finanzas personales: la inflación será más alta que en los últimos años y quizá por encima de nuestro ajuste salarial. Además, la volatilidad en los mercados financieros será mayor, lo cual puede afectar el comportamiento de nuestras inversiones.

Todo este entorno puede afectar a las personas de manera muy distinta, pero sin duda alguna será más fuerte para aquellas personas que no tienen sus finanzas personales en orden, ya que su flexibilidad financiera es menor.

Por ejemplo, si uno no tiene un fondo para emergencias, vive al día y además está endeudado (aún si es a meses sin intereses), está en una posición muy vulnerable. Cualquier suceso, desde la pérdida de empleo hasta un incremento en precios mayor al esperado puede significar un enorme problema.

En cambio cuando alguien no tiene deudas de corto plazo, tiene capacidad de ahorro y cuenta con un fondo para emergencias, su flexibilidad financiera le permite adaptarse con mayor facilidad.

Por eso en Principal te invitamos a que revises tu propia situación y hagas los cambios que sean necesarios para mejorar tus finanzas personales. No te desesperes y hazlo poco a poco, recuerda que Roma no se construyó en un día.

En este sentido, te proponemos los siete “pasos de bebé” que plantea el famoso autor y presentador Dave Ramsey en su libro “La transformación total de tu dinero”(2):

  1. Crea un pequeño fondo para emergencias (por ejemplo, $ 10,000 pesos) para que puedas enfrentar alguna situación imprevista.
  2. Cuando lo tengas, ahora enfócate en pagar todas tus deudas de corto plazo (excepto tu crédito hipotecario). Da prioridad a la que tenga un menor saldo, para que salgas rápidamente de ella y así sucesivamente (manteniendo el pago mínimo en todas las demás).
  3. Cuando hayas terminado con todas tus deudas, termina de construir tu fondo para emergencias, que contenga entre tres y seis meses de tu gasto familiar.
  4. Invierte el 15% de tu ingreso para tu retiro.
  5. Si tienes hijos, inicia un fondo para su educación universitaria (o contrata un seguro especializado para ello).
  6. Paga tu hipoteca de manera anticipada.
  7. Construye patrimonio y dona / ayuda a otros que lo necesiten.

Recuerda que puedes realizar Ahorro Voluntario en Principal Afore, o bien a través de un Plan Personal de Retiro en Principal Fondos de Inversión.  

Con respecto a tus inversiones, enfócate en tus objetivos con disciplina y no en lo que pueda pasar mañana. Por ejemplo: si estás ahorrando para tu retiro con un horizonte de más de 20 años, en ese periodo habrá 3 elecciones en México, 5 en Estados Unidos y seguramente vivirás ciclos económicos de expansión y otros de recesión. Con ello habrá volatilidad – etapas de minusvalías y otras de plusvalías importantes-. Es fundamental que mantengas la disciplina, ya que reaccionar ante cada situación (o especular sobre lo que pueda o no pasar) puede tener un costo muy alto para tu patrimonio.

Recuerda: cuando la gente no está preparada, cualquier cosa que suceda puede afectarle de manera importante. Si te toca pasar por un camino difícil no te preocupes: aprende de él, toma lo mejor y trabaja en mejorar, paso a paso, tus finanzas personales.

 

Referencia
Banxico, Reporte Analítico, Información Revisada de Comercio Exterior, Noviembre 2016 
Ramsey, Dave, “The total money makeover”.

 
Compartir: