¿Qué es la volatilidad y cómo puede influir en tu estrategia de inversión?

ImgWebsite-IA-0818

El cambio de precios de los activos que se cotizan en las bolsas de valores es conocido como volatilidad. Su frecuencia e intensidad es variable. Está influida por hechos reales, pero también por la especulación. Es algo que no se puede modificar, pero que debes saber cómo te afecta y, sobre todo, cómo adaptarte a ella.

En los mercados bursátiles se suele hablar de incertidumbre; es un término inherente a toda inversión, y puede ser mayor o menor. Duda de quien te diga que algo es totalmente seguro. Los grandes inversionistas, sin embargo, aprenden tanto de este fenómeno que no solo pueden perder por su causa, sino que lo usan a favor.

 

¿A qué responde?

Siempre que en las noticias analizan la incertidumbre y, por tanto, la volatilidad de los mercados bursátiles alrededor del mundo, hacen hincapié en varios factores, sobre todo, en los de carácter político y económico.

Para algunas personas que invierten, la volatilidad es el caos. Para otros, sin embargo, es el momento de mayores oportunidades de buscar ganancias. Lo primero que debes conocer para enfrentarte a este fenómeno implícito de los mercados es tu perfil de inversionista. Si eres un conservador, será mejor que utilices instrumentos de poco riesgo, que no afecten tu tranquilidad.

En cambio, si eres arriesgado, debes tener presente que en el largo plazo, por lo general, las inversiones se recuperan. Entonces, si decides apostarle a la volatilidad en el corto plazo y sacar beneficio de ella, es también fundamental aguantar sin desánimos los tiempos con turbulencia, y esperar a que las aguas se aplaquen. Mientras no saques tu dinero en donde está invertido, es posible que veas una ganancia.

En el corto plazo, debido a cambios súbitos en los precios de activos, la volatilidad puede permitir grandes ganancias, pero quienes apuestan por ella saben que los imprevistos pueden afectarlos a favor y en contra. Sobre ello, Peter Lynch, uno de los más reconocidos gestores del mundo, opina: “Excepto en casos de grandes sorpresas, las acciones son bastante predecibles en periodos de veinte años. En cuanto a si van a subir o bajar en los próximos dos o tres años, es lo mismo que arrojar una moneda al aire".

Existen en el mercado fondos que están diseñados para encontrar un balance ideal según tu perfil como inversionista. De esta manera, los expertos hacen el trabajo por ti y buscan la mejor combinación de instrumentos a través de un proceso disciplinado de inversión para lograr tus objetivos financieros.

Los inversionistas conservadores, con poca tolerancia al riesgo, con un corazón delicado ante los influjos del mercado, deberán buscar portafolios menos riesgosos o volátiles. Buscan el rendimiento ideal con pocos sobresaltos.

En cambio, si se es un inversionista arriesgado, joven, y el retiro no depende del capital que se posee, vale la pena invertir mayores montos en instrumentos de renta variable (acciones) y menos a la renta fija (deudas). Es cierto que este perfil es menos seguro, pero también más redituable.

Entre un extremo y otro hay perfiles muy variados. Cada inversionista debe encontrar su inversión según su perfil, pero también sus necesidades y sueños. En Principal brindamos soluciones reales para lograr tus objetivos de ahorro e inversión, acércate a un asesor.

 

 

 
Compartir: