Problema para el mundo

problemas-para-el-mundo

 
Compartir:

 

Más de 70 países, entre ellos los más ricos del mundo, optan por subir las tasas de cotización de sus viejos sistemas de beneficio definido. Más de 50 gobiernos están aumentando la edad de jubilación o reduciendo los beneficios de sus sistemas de seguridad social.

Los países que han optado por el ahorro individual enfrentan la urgencia de aumentar las cuotas obligatorias para cumplir con un retiro decoroso. El número mágico que se propone es 15% del salario, describe Luis Valdés, presidente y CEO de Principal International.

Falta ahorro Principal Financial Group, empresa especializada en negocios de pensiones, ahorro de largo plazo y asset management, administra fondos por 500,000 millones de dólares (mdd) en lo países. En Estados Unidos es un importante operador del régimen 401K, un sistema de retiro complementario de la seguridad social. Allá, puntualiza Valdés, se maneja una cifra de entre 10 y 15% del salario para financiar pensiones razonables.

Los otros países donde tiene presencia son México, Brasil, Chile, China, Hong Kong, Tailandia, Indonesia, Malasia, Singapur e India. Juntos, son más de la mitad de la población mundial y todos cuentan con una clase media emergente, un vertiginoso cambio generacional, mayor ingreso disponible y mayor promedio de vida.

En opinión de Valdés, los gobiernos se han quedado paralizados ante la realidad de una creciente edad promedio de la población. En los sistemas tradicionales, las tasas de dependencia eran de ocho personas activas por cada jubilado. Hoy rondan tres a uno.

Pero esto se ve agravado por una larguísima etapa de tasas de interés muy bajas en el mundo. Esto afecta tanto a los esquemas de beneficio definido como a los de cuentas individuales. Ante ello, las empresas especializadas buscan activamente soluciones en administración de portafolios y asesoría financiera.

Sin embargo, lo más importante que pueden ofrecer es la concientización, para que la gente tome acciones de ahorro de largo plazo desde una edad temprana.

Para muchos es ya demasiado tarde. En Brasil, el sistema de pensiones de reparto prevalece, lo cual le implica al país un déficit de hasta 5% del PIB, que podría ascender a 9% en los próximos años. Aun así, el gobierno sabe que el beneficio final no será suficiente para los trabajadores; así que promueve un sistema de ahorro voluntario mediante empresas privadas, de forma paralela.

En Chile, el sistema de beneficio definido ya no existe, al ser el primer país que tomó completamente el sistema de cuentas individuales en los 80. Sin embargo, cuando se diseñó el sistema, las proyecciones bastaban con una contribución de 10% del salario. Los cambios en la longevidad y en las tasas de interés han provocado que se promueva subir la contribución obligatoria de 10 a 15% México debería pensar que es necesario ahorrar mucho más, comenta Valdés, pues era insuficiente desde el comienzo. De lo contrario, la gente va a apuntar a las Afores y no a la inacción de los gobiernos que pudieron haber modificado el porcentaje. "Sabemos que este gobierno está mirando muy seriamente el tema y esperaríamos actividad legislativa para resolver este problema".

En concreto, el sistema de Afores de México sumaba 161,257 mdd en 2014, contra 165,432 mdd de Chile, pero el primero atiende a casi 50 millones de afiliados, mientras que el segundo es inferior a 10 millones.

México está muy rezagado y podría hacer más para estimular el ahorro, dentro de las Afores o en pensiones privadas. Para ello, el estímulo debería traducirse en beneficios fiscales, no en campañas de publicidad.

 

Compartir: