Principal propone sustituir las Siefores; ahorro para el retiro

Pasar de Siefores a Fondos Ciclo de Vida, ampliar el régimen de inversión de las administradoras de ahorro para el retiro, así como crecer la contribución obligatoria a 10%, permitiría que la tasa de reemplazo de los trabajadores se incremente a 40 por ciento.

Así lo estimó Principal, que desde un tiempo ha propuesto que en lugar de Siefores que realizan actualmente transferencia de recursos en los cumpleaños de los trabajadores, se generen Fondos Ciclo de Vida que acompañarían a los trabajadores, incluso después de su retiro, si así lo desean.

Juan Verón, jefe de inversión de Principal, ejemplificó que con estas tres acciones la tasa de reemplazo de los trabajadores llegaría a 37.5%, y es que de acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), actualmente lo que recibirán los trabajadores será 25.5% de su último sueldo.

Mario Ugarte del Solar, director general de Afore Principal, estableció que la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), que lleva Carlos Ramírez Fuentes, tiene previsto realizar la primera, de por lo menos tres etapas estimadas, para lograr este cambio a finales de este año con la sesión de consejo que tendrá el organismo en diciembre.

Leopoldo Somohano, director corporativo de Estrategia y Desarrollo de negocios de Principal, estableció que es importante entender que la solución debe venir completa, porque de lo contrario, las acciones quedarán a la mitad.

Y es que si bien el cambio de Siefores a Fondos Ciclo de Vida, si podría ser sólo aprobado por el Consejo de la Consar, la ampliación del régimen de inversión, así como el incremento de hasta 10% en la tasa de contribución obligatoria, sí deben pasar por una aprobación legislativa.

LA PROPUESTA

Los Fondos Ciclo de Vida permiten invertir bajo una composición de activos optimizada para cada etapa del ciclo de la vida de las personas, reduciendo la exposición en activos el riesgo a medida que se acerca la fecha objetivo, por ejemplo, los 65 años.

Hoy los trabajadores deben permanecer en alguna de las Siefores, de acuerdo a su edad, y conforme ésta avanza migrar a otra de menor riesgo, estas migraciones o transferencias provocan una compra-venta de activos que no resultan eficientes, aseguró.

Quienes manejan las inversiones deben pensar en tener liquidez para el momento en que el trabajador cumpla años y que éstos sean traspasados a la Siefore que le corresponde, ello limita los planes a más largo plazo, y por lo tanto, mayores rendimientos.

Si el Sistema de Ahorro para el Retiro se conformara por Fondos de Ciclo de Vida, el trabajador nunca cambiaría de Siefore, sino que el fondo se ajustaría a su portafolio de forma paulatina y dinámica, evitando con ello la compra-venta de activos en momentos forzosos y preestablecidos.