Planee para que los compromisos decembrinos como fiestas e intercambios no lo dejen en ceros

planee-compromisos-desembrinos

 
Compartir:

 

Estamos en la época del año en donde buscamos pasar tiempo con la familia y amigos y nos dedicamos a alistar todo para la cena de Navidad. Como parte de estas celebraciones es probable que también haya entrado a intercambios, que esté asistiendo a reuniones y seguramente quiere comprar un atuendo para estrenar ese día. Este tipo de compromisos a veces son ineludibles, pero tome sus precauciones, pues muchas personas pierden el control de sus gastos este mes e impactan considerablemente en su cartera.

Alan Gómez, director de Servicios Especializados para el Retiro de Principal Financial Group, dijo que los compromisos sociales de la época no son motivo para gastar los ingresos adicionales como el aguinaldo y los bonos. Esta falta de control y exceso de confianza, añade, puede hacer muy difícil recuperar la estabilidad económica durante la cuesta de enero y probablemente durante el primer trimestre del año. “Recuerde que al inicio de año también tendrá que invertir en aquello que se haya propuesto”.

Gerardo Obregón, director general de Prestadero, comenta al respecto que durante el maratón Guadalupe-Reyes (12 de diciembre al 6 de enero) se realizan muchos gastos, principalmente en comida y regalos. Por ello, sin las debidas precauciones, puedes sufrir con la cuesta de enero.

Una de las principales razones por las cuales la gente se queda sin dinero en esta temporada es por los regalos, tema en el que Alan Gómez destacó que tal vez haya personas a las que desee darles un presente, ya sea porque entró a uno o varios intercambios de regalos o simplemente porque le nace hacerlo. Y está bien, en esta época se vale ser detallista con sus seres queridos. No obstante, es recomendable tener cuidado de no diezmar de forma importante sus finanzas personales o familiares. Una opción para que esto no ocurra es hacer un análisis de sus ingresos y saber cuánto de su presupuesto puede dedicar a regalos y preparativos para las fiestas navideñas y de fin de año. Una vez que tenga este parámetro, puede dividir el presupuesto entre el número aproximado de personas a las que les quiere hacer un regalo.

“Recuerde que después de Navidad llegará enero con su famosa cuesta, pero con un poco de planeación, no iniciará el año en números rojos”, advirtió.

Gerardo Obregón recordó que cuando de regalos se trata es fundamental seleccionar a quienes verdaderamente les quiere regalar —aunque también hay presentes de compromiso— y estimar un precio máximo para cada uno. Otra forma de ahorrar es haciendo sus propios regalos: hay un sinfín de buenas ideas en Internet para regalar que puede hacer sin gastar demasiado.

Otros momentos que llenan de ilusión a los pequeños del hogar en estas fechas y que unen a las familias son la llegada de Santa Claus y de los Reyes Magos.

Sin embargo, ellos también deben contar con un presupuesto establecido y realista para los detalles de los pequeños.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda que Santa Claus y los Reyes Magos analicen y comparen precios en diferentes establecimientos, con el fin de que hagan compras con las mejores condiciones posibles, tanto de precio como de calidad y garantía.

Si tiene hijos, puede platicar con ellos sobre qué juguetes les gustan más, incluso podrían ir a dar una vuelta por una o dos jugueterías y luego hacer una lista con las mejores alternativas. Después, puede pasarle esta información a Santa y a los Reyes. Hay que tener en cuenta que no siempre cantidad es igual a calidad. Así, Santa y los Reyes podrán darles gusto, sin gastar de más.

Probablemente ha considerado utilizar su tarjeta bancaria para hacer las compras decembrinas. Incluso, es probable que haya pensado que le será fácil pagar las deudas que adquiera, ya que actualmente tiene suficiente dinero en su cuenta bancaria.

Sin embargo, Alan Gómez recomendó que tenga una buena previsión a futuro, considerando cuánto pagará mensualmente por sus compras y los intereses que éstas puedan generar.

Para ello, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) cuenta con herramientas digitales que le permitirán conocer el Costo Anual Total (CAT) y las comisiones de sus tarjetas de crédito.

Es muy importante tener en cuenta que las opciones de crédito no representan “ingresos adicionales” a los que ya tiene. Al momento de pagar con su tarjeta está adquiriendo una deuda que tendrá que adicionar a sus gastos fijos durante el plazo del crédito.

Por otro lado, muchas personas designan una parte de su aguinaldo o bonos para pagar deudas, ya sea de créditos o tarjetas bancarias. Sin embargo, es recomendable que se pague a usted mismo; es decir, que reserve una parte de sus bonos y percepciones monetarias adicionales a su ahorro personal.

En este sentido, la Condusef recomienda destinar, al menos, 10% de sus ingresos para el ahorro, por lo que es muy importante destinar primero una parte para usted.

Prestadero dijo que la manera de gastar se diversifica en muchas maneras; es decir, gastamos en todos lados pero no debemos olvidar que pensar en el ahorro es un buen plan de vida. Por ejemplo, del aguinaldo que recibimos es recomendable ahorrar al menos 30 por ciento.

“Establecer una meta clara para el dinero que ahorre le ayudará a cumplir con sus objetivos, sin importar si éstos son a corto, mediano o largo plazo. Además, es recomendable designar una parte de su ahorro para su retiro, ya sea como aportación voluntaria a su afore o en un instrumento o fondo de inversión que destine para este fin”, dijo Alan Gómez.

Obregón concluyó que aunque la Navidad es una época en que usualmente se incurre en muchos gastos, es posible convivir y compartir gratos momentos sin dejar en ceros la cuenta bancaria.

Las celebraciones decembrinas representan la oportunidad de compartir momentos agradables con sus familiares y amigos. Es un hecho que no puede escapar de la Navidad; sin embargo, no siempre es necesario desembolsar grandes cantidades de dinero para ello.

No utilizar de forma inteligente su tarjeta bancaria u otras opciones de crédito y sobreendeudarse en esta época le puede generar problemas financieros en el corto y mediano plazo, pudiendo llegar, incluso, a poner en riesgo su patrimonio. Recuerde que lo importante es pasar momentos de calidad con las personas que quiere y disfrutar de la temporada navideña con una cartera sana.

Tips para disfrutar de la Navidad ahorrando

Para que disfrute de una celebración sin remordimientos financieros, los especialistas recomiendan lo siguiente:

  • Cuidado con las ofertas. Con lista en mano de lo que necesita, evite aquellos productos que no están en ella, aunque tengan descuento. Recuerde que un ahorro es cuando encuentra descuentos en productos que ya había planeado adquirir.
  • Divida en fiestas. Si organizará una con los amigos, háganla en casa, donde cada uno aporte algo para el convivio: comida, utensilios, bebidas, entre otros. Es una manera muy sencilla de dividir los gastos para que no resulte pesado. Si una fiesta en casa no es opción y desean acudir a un bar o restaurante, definan desde antes la forma en qué se pagará la cuenta; la manera más fácil es que cada quien lleve su propio registro.
  • Realice un presupuesto y una lista de compras. Esto le permitirá saber qué hacer con su dinero antes de gastarlo y establecer límites. Decidir las compras que realmente quiere evita compras compulsivas. El primer paso es saber cuánto dinero tiene y qué cantidades destinar para pago de deudas, viajes, alimentos y eventos; después, arme una lista de compras que lo aleje de las distracciones.
  • No compre comida preparada. Si prepara la cena de Navidad en casa se puede ahorrar hasta 75% del costo comparado si compra la comida preparada. Pruebe esta recomendación además es muy bueno para convivir con la familia.
  • Compare precios. Internet le permite comparar todo lo que requiere para estas fechas. Desde la comida para la cena hasta viajes. Para regalos, revise precios de los artículos que quiere en Internet; si va a viajar, el autobús es la alternativa más económica y con más opciones de destinos.
  • No se olvide que después de las fiestas, ¡vienen las rebajas! Si tiene una lista de las cosas que quiere comprar y puede esperar para hacerlo, la mejor época es volver a buscar en enero, cuando comienzan rebajas y ofertas importantes en muchos establecimientos.
  • Busque cupones de descuento. ¿Sabía que muchos sitios en línea trabajan con cupones de descuento? En e-commerce esto es muy usual para que las empresas lleguen a nuevos clientes. En fechas importantes, como Navidad, hay una amplia oferta de tiendas que ofrecen cupones de descuento de sus productos y servicios en sitios.

 

Compartir: