Piensa, decide y compra

piensa-compra

Con el fin de reactivar la economía, las autoridades desde 2011 lanzaron lo que hoy conocemos como el Buen Fin, el cual con la edición de 2015 cumplirá cuatro años de ofertas.

En días pasados, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) detectó un aumento de entre 10% y 32% en el precio de televisiones, computadoras, teléfonos móviles y, en general, de electrónicos, según informó su titular, Lorena Martínez. Explicó que estos aumentos pudieron deberse al aumento del tipo de cambio; sin embargo, esto tendrá que ser demostrado por los comerciantes.

Es decir, que cabe la posibilidad de que el incremento corresponda a otras causas (como subir el precio para luego poner descuentos y rebajarlo de nuevo). Por ello, a la hora de comprar es importante que se realice un análisis de las ofertas y el presupuesto que tienes para que evites un endeudamiento.

¿COMPRAR O NO COMPRAR Ante este panorama, la primera recomendación es no dejarse llevar por la emoción de las ofertas. "Si no tienes muy claro qué vas a comprar en el Buen Fin, mejor no lo hagas porque vas a dañar tu economía. Si el gasto no estaba planeado, probablemente te hará comprar con crédito y cuando es así y no estás preparado para afrontarlo o tienes deudas previas, se hace una 'bola de nieve' que mete en problemas a la gente para pagar", sostiene Vicente Andraca, jefe de Contenido de Piggo.

Si tienes deudas, primero págalas antes de embarcarte.

Ahora, si ya decidiste que sí vas a comprar algo en este fin de semana, necesitas analizar si realmente puedes hacerlo, porque una cosa es lo que deseas y otra lo que te permite tu bolsillo.

La recomendación de Principal Financial Group es que analices tus finanzas personales y destines un presupuesto para esta fecha.

Ya que las ofertas durarán varios días, lo recomendable es que te des una tarde para recorrer establecimientos con papel y pluma (o con la aplicación de notas de tu teléfono inteligente), y te pongas a comparar precios. Es posible también hacerlo al menos en lo que a tiendas departamentales se refierede manera electrónica, recomienda Alan Gómez, director de Retención de Principal Financial Group.

¿CRÉDITO O EFECTIVO Lo más recomendable es que lo que gastes en estas fechas lo hagas en efectivo, porque muchas veces es de esa forma en la que aprovecharás realmente los descuentos.

"Esa compra se debe ir a capital no a crédito, porque lo que hacen las tiendas es dar un descuento de contado, pero si lo pagas con crédito es menor este descuento. El descuento real es el de contado", explica el especialista de Piggo.

Sin embargo, si estás indeciso de si utilizar crédito o no, piensa en qué tan bien manejas tu plástico. Si eres 'totalero' (de esos que pagan su saldo puntualmente ) y tienes claro qué tan endeudado estás con el crédito, entonces utilízalo, pero siempre procura que sean plazos cortos, porque son bienes que no generan patrimonio a largo plazo.

"Si tienes que pagar algo a 48 meses, olvídalo".

PUEDES AHORRAR. Ahora, si ya compraste un par de cosas con tu aguinaldo, puedes detenerte y destinar el dinero a otra cosa, como por ejemplo el ahorro voluntario de tu retiro, recomienda el especialista de Principal Financial Group.

Lo que sí tienes que tener muy claro es que por ningún motivo debes gastarte el aguinaldo de forma anticipada. 'A pesar de que las ofertas sean una gran tentación, no destines tu aguinaldo para pagar estas compras. Lo más seguro es que en Navidad también desees comprar algo para regalar y podrías encontrarte con tu cartera comprometida", sostiene Alan.