Nuestro dinero después del retiro

dinero-retiro

Mucho se habla acerca de la importancia que tiene planear nuestro retiro. De plantearnos como objetivo de vida contar con un retiro digno, sin preocupaciones y sin problemas económicos. También de la importancia del ahorro voluntario para complementar lo que nos podrán ofrecer los sistemas de seguridad social.

Pero cuando ya hemos llegado a esa etapa de nuestra vida, el buen manejo de nuestro dinero también es sumamente importante. Posiblemente tendremos una pensión vitalicia pero también ahorros que habrá que administrar de una manera cuidadosa, para que no se agoten prematuramente.

Para ello debemos tomar en cuenta los siguientes factores:

  1. Esperanza de vida. De acuerdo con el INEGI, la esperanza de vida al nacer en México ha ido en aumento1. Para el año 2015 es de 74.9 años en promedio y se espera que se siga incrementando. No obstante, mucha gente puede esperar vivir mucho más. Por eso tenemos que planear con holgura.
  1. Objetivos. Muchas personas piensan que al retirarse podrán hacer muchas de las cosas que no pudieron realizar durante su vida laboral, como por ejemplo viajar. Pero antes de dar el primer paso, debemos analizar cuidadosamente nuestra situación financiera desde un punto de vista integral.
  1. Ingresos durante el retiro. Hay muchas personas que ya retiradas, siguen generando ingresos además de la pensión. Algunos cuentan con propiedades o con negocios que siguen produciendo. Otros podrán cobrar un seguro de vida dotal o universal. Es importante tomar todos ellos en consideración.
  1. Gastos. Durante esta etapa de la vida, muchos gastos disminuyen pero otros aumentan de manera considerable. Por un lado seguramente ya no tendremos que pagar la hipoteca o la escuela de los hijos. La ropa no se tiene que renovar con la misma frecuencia, por ejemplo.

Por otro lado, con la edad nos enfermamos más, por lo cual los gastos relacionados con medicamentos y honorarios médicos pueden crecer de manera sustancial. Por otro lado, el riesgo de contraer una enfermedad grave o crónica se incrementa y con ello la prima de los seguros de gastos médicos mayores. Muchos se ven obligados a prescindir de él.

  1. Inversiones. En edades avanzadas nuestras necesidades de liquidez se incrementan, por lo cual es importante tener la mayor parte de nuestro dinero en activos de bajo riesgo. La prioridad ya no es el crecimiento del patrimonio sino preservar su poder adquisitivo.

Sin embargo, en función de nuestra esperanza de vida y de la cantidad de recursos que tengamos disponibles durante esta etapa, se puede mantener una porción conservadora del portafolio en instrumentos de largo plazo, incluida la renta variable.

  1. Protección y seguros. Este es un punto que debe ser analizado de manera muy cuidadosa, ya que en esta etapa nuestro portafolio puede ser aún más vulnerable ante riesgos externos.

Desde luego, en muchos casos los seguros de vida dejan de tener sentido: nuestro compromiso con los hijos se habrá terminado. Pero debemos mantener la casa asegurada y nuestra responsabilidad por daños a terceros. Lo mismo con el auto, si aún conducimos.

En adición, un seguro de gastos médicos mayores puede seguir siendo muy importante, suponiendo que podamos pagarlo sin que esto nos cause un desequilibrio financiero. En ese caso, consideremos utilizar la seguridad social.

Por otro lado, mucho de lo que hemos logrado construir a lo largo de nuestra vida cobra especial importancia durante el retiro y nos puede dar la flexibilidad de tomar otro tipo de decisiones. Por ejemplo hay parejas que deciden poner su casa en renta e irse a vivir a alguna otra ciudad, con mejor calidad de vida a un costo menor. Con ello generan flujo de efectivo positivo. Otros pueden decidir vender y administrar ese dinero. Las posibilidades pueden ser muchas y por ello es fundamental hacer una planeación integral que las tome en cuenta, , para vivir la etapa de retiro sin preocupaciones.

Referencia
1 INEGI, “Mortalidad. Esperanza de vida al nacimiento según sexo, años seleccionados de 1990 a 2030”

 
Compartir: