Los tres ajustes necesarios para elevar pensiones

elevar_pensiones

Interesante ejercicio el que nos remite Principal Financial Group respecto a las tres variables que deben modificarse para que México deje de aspirar a ser un país lleno de ancianos en situación de pobreza.

Según el análisis en cuestión, al país le costará alrededor de 32 por ciento del PIB pagar una tasa de reemplazo de cuando menos 54 por ciento entre los años 2035 y 2050, periodos en los que la generación de la transición pasará a retiro y la población mayor de 65 años se triplicará.

Para que México tenga un costo menor, que quién sabe si estará en condiciones de absorber, deben ajustarse tres variables a la brevedad posible:

1) Incrementar la tasa de contribución: Elevarla del 6.5 por ciento actual para el caso de los cotizantes al IMSS, a cuando menos 11.5 por ciento; si no hay cambios en este sentido simple y sencillamente no vamos a ninguna parte.

2) Elevar la edad de retiro de 65 a 67 años; algo que ya sucede en el mundo. De hecho, varios países han reglamentado la revisión de la edad de retiro cuando menos una vez cada cinco años, a fin de mantener el indicador acorde con la dinámica de envejecimiento de la población.

3) Pagar en forma constante una tasa real de cuando menos 6.5 por ciento, a fin de que los recursos mantengan su poder adquisitivo y un crecimiento sostenido que redunde en mejores pensiones.

Con esos cambios, México podría aspirar a pagar una tasa de reemplazo promedio de 53 por ciento, casi el promedio de lo que se paga en los países miembros de la OCDE, que es de 54 por ciento.

  
  Gabriela Huerta
  http://www.fundssociety.com/