Lo que necesitas saber de las aportaciones voluntarias

aportaciones-voluntarias

 
Compartir:

La esperanza de vida en México ha aumentado considerablemente en las últimas décadas. Tan sólo hace 40 años era de 61 años, 14 menos que la que enfrentamos en la actualidad (75 años),  y de acuerdo a  cifras del INEGI, en 2050 podríamos llegar hasta los 80 años en promedio. 

Si bien es cierto que una mayor esperanza de vida significa un avance para la ciencia, la tecnología y el sector salud, también implica un gran desafío para el sistema económico de México. El envejecimiento poblacional, la falta de educación financiera, la poca prevención sobre el ahorro para el retiro, así como el panorama financiero que actualmente se enfrenta, son los grandes retos que debemos  sopesar para estar en condiciones de prometer calidad de vida en la etapa del retiro.

Muchas son las propuestas que se han discutido para incrementar las pensiones y, en consecuencia, ofrecer una vida cómoda para los trabajadores tras el retiro, como aumentar la edad de jubilación, incrementar el salario real de los trabajadores, ampliar y diversificar el régimen de inversión o subir el nivel de contribución, entre otras. Pero si realmente se busca que el monto de las pensiones sea igual o mayor que el 70% - 80% del último sueldo del trabajador (actualmente se calcula en 30% promedio para la generación de Afore), se debe comenzar por crear un cambio en la mentalidad de nuestra sociedad: se debe generar conciencia de que el retiro es una responsabilidad del presente, que corresponde a nosotros nuestro bienestar futuro y, que mientras llegan los cambios para mejorar el sistema de pensiones, es necesario tomar el compromiso desde ahora.

 

Compartir: