Fin de año: una excelente oportunidad para revisar tu plan financiero

plan-financiero

Un fin de año representa un ciclo en nuestra vida y por eso es importante hacer un recuento y una revisión de lo que sucedió: ¿Cómo te fue? ¿Qué hiciste bien? ¿Qué podrías haber hecho mejor?

En cuestión de tus finanzas personales es un momento ideal para saber cómo te fue. ¿Hiciste crecer tu patrimonio? ¿Cómo se desempeñaron tus inversiones? ¿Lograste tus objetivos? ¿Vas por buen camino para esas metas de mayor plazo? ¿Qué necesitas ajustar? Todas esas preguntas que vale la pena que te hagas, porque además te ayudarán a trazar el rumbo para el siguiente año y saber, entre otras cosas, qué debes modificar1.

Durante esta revisión, te sugerimos enfocarte en los siguientes aspectos:

Tus metas 

El dinero no es un fin en sí mismo, sino un medio que te permite alcanzar tus objetivos de vida. Sin embargo, el mundo cambia constantemente y nuestras necesidades también. Por eso es importante revisarlas cada vez que sea necesario y por lo menos una vez al año.

¿Cuál es tu prioridad? Para muchas personas debería ser garantizar su nivel de vida en el retiro. Sin embargo, como es una meta de muy largo plazo, por lo general la gente tiende a posponerla lo cual es un grave error.

Por eso es importante saber ¿Cuánto necesitarías para poder conservar tu nivel de vida cuando ya no puedas – o quieras – trabajar? ¿Qué pensión podrías alcanzar? ¿Cuánto te faltaría y cuánto tendrías que ahorrar cada mes para lograrlo? ¿Qué pasaría si te esperas cinco años pasa empezar?

Recuerda que en Principal Afore tenemos una Carpeta Previsional la cual, junto con el consejo de nuestros asesores especializados, te permitirá responder a estas preguntas y tomar así una decisión informada.

El retiro, como mencionamos, es fundamental pero no es la única meta. Hay muchas otras cosas que queremos lograr en nuestra vida. El primer paso es tenerlas claras.

Tu situación financiera y cómo ha evolucionado

Muchas personas no tienen claro cuál es su patrimonio actual. Calcularlo es sencillo y se puede hacer muy rápido. En un lado haces una lista de lo que tienes (como el saldo de tus cuentas de cheques, ahorro e inversiones, así como el valor comercial de tu casa, si es propia o la estás pagando). En otro lo que debes (tarjetas de crédito, préstamos personales, hipoteca). Tu patrimonio es la resta de ambos.

Es importante calcularlo de manera periódica porque te permite identificar tendencias. Idealmente tu patrimonio debería crecer con el tiempo: eso es lo que hay que buscar. De la misma forma, si tienes deudas, es importante ver que se vayan reduciendo mes a mes.

Tus inversiones y su desempeño

Las inversiones son clave en la formación del patrimonio, particularmente en el largo plazo, por el efecto del interés compuesto. Por eso es importante saber evaluar si se han desempeñado correctamente.

No cometas el error de la mayoría de las personas, que ven el rendimiento en términos absolutos. Esto no tiene sentido, ya que los mercados financieros y los diferentes tipos de activos suelen tener años buenos y malos.

El rendimiento de tu portafolio de inversión depende en gran medida de cómo esté compuesto. Por eso, para saber si ha sido bueno o malo, debes compararlo contra un benchmark o índice de referencia2.

Por ejemplo, si tu portafolio está compuesto 50% en deuda de corto plazo y 50% en renta variable nacional, entonces debes comparar tu rendimiento con un benchmark compuesto por 50% Cetes a 28 días y 50% Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores.

Para tu facilidad, por Ley todos los fondos de inversión tienen un Prospecto de información al público inversionista y un Documento con Información Clave para la Inversión (DICI)3, en donde podrás encontrar el desempeño histórico y la composición de la cartera en la que invierten.

La protección de tu familia y tu patrimonio

No debes olvidar que tu patrimonio y el de tu familia debe estar adecuadamente protegido. Contar con un buen fondo para emergencias, un esquema de seguros sólido y un testamento es esencial para ello. Revisa si la cobertura que tienes responde a tus necesidades y si tus beneficiarios están actualizados.

 

Referencia
Orman Suze, The 9 Steps to Financial Freedom. Step 1 – Seeing how your past holds the key to your financial future.
Tanous Peter, Building a Winning Portfolio. Capítulo 8 – Measuring your portfolio performance.
Art. 9 de la Ley de Fondos de Inversión publicada el 13 de junio de 2014 en el Diario Oficial de la Federación

 
Compartir: