Buen Fin, evita que acabe en pesadilla

buen-fin-pesadilla

El Buen Fin se llevará a cabo del 13 al 16 de noviembre, cuatro días en los que los comercios formales ofrecerán importantes descuentos y promociones a sus clientes para incentivar las compras de fin de año y época navideña. Los consumidores podrán encontrar importantes descuentos y promociones a meses sin intereses en todo tipo de bienes e incluso servicios.

Para este año, en el que la apreciación del dólar ha sido el tema económico más destacado, el Consejo Coordinador Empresarial espera un incremento en las ventas del 5% sobre los 197 mil 405 millones de pesos del año pasado. Será un crecimiento menor al 13% registrado en 2014, debido a las condiciones actuales del mercado interno. Por su parte, la Secretaría de Economía destaca que de enero a agosto de este año se ha registrado un incremento en las ventas del sector comercio de 6.7% en términos reales.

Sin importar qué tipo de compra se piense adquirir en este fin de semana de ofertas, hay que tomarse el tiempo necesario para hacer una correcta planeación previa y no comprar algo por el simple hecho de que tenga un descuento o pueda ser adquirido a meses sin intereses.

Hay que recordar que son cuatro días en los que las ofertas estarán disponibles en todos los comercios, por lo que no es indispensable realizar todas las compras el primer día. Es mejor acudir con tiempo a los distintos puntos de venta que nos interesen y comparar precios y ofertas, para así tomar una decisión informada en vez de hacer una compra impulsiva.

No obstante, escoger el mejor precio no es suficiente. También hay que reflexionar si el producto elegido es realmente un bien que vale la pena adquirir en ese momento, si la promoción es lo suficientemente conveniente, si el bien que se adquirirá tendrá una vigencia mayor al número de meses que se estará pagando y si el presupuesto personal o familiar permite dicha compra.

Por ejemplo, el hecho de poder comprar un electrodoméstico a 18 meses sin intereses es algo que de inicio suena muy atractivo, y lo es, siempre y cuando esa mensualidad pueda ser abonada puntualmente y no afecte los gastos más importantes, como son la colegiatura de los hijos, la alimentación o el monto destinado al ahorro voluntario o la inversión.

Con un sinfín de promociones, las fiestas navideñas a escasas semanas y muchas tentaciones en los aparadores de las tiendas departamentales, el Buen Fin fácilmente puede acabar en una pesadilla a largo plazo. En cuatro días las ofertas se irán, pero las deudas podrían quedarse por meses o años en nuestro estado de cuenta. Sin embargo, evitar este sombrío futuro no es difícil, basta con seguir estos sencillos consejos:

1. Presupuesto

Antes que nada, analiza tus finanzas personales y destina un presupuesto para tus compras de El Buen Fin. De esta forma no habrá posibilidad de que tus ahorros acaben en tu nuevo refrigerador.

2. El mejor precio

Ese fin de semana habrá ofertas por todas partes, pero no todas las ofertas son iguales. Un mismo producto puede tener una variación importante de precio entre un comercio y otro. Por ello es recomendable destinar al menos una tarde a comparar precios y promociones. En internet las tiendas departamentales también tienen grandes descuentos y puedes verificar precios a través de su sección de compras en línea.

3. La forma de pago

¿Pago de contado o a crédito? Depende mucho del bien a comprar y de las finanzas personales de cada consumidor. Los meses sin intereses son un gran aliado a la hora de adquirir electrodomésticos que van a estar con nosotros por muchos años, pero también son un arma de doble filo. Analiza si puedes pagar esa cantidad mes tras mes durante los próximos 12 o 24 meses. Piensa antes de firmar.

4. Revisa tus deudas

Si actualmente ya tienes deudas pendientes de pagar, quizá valga más la pena desistir de participar en esta edición de El Buen Fin y centrarte en recuperar la buena salud de tus finanzas.

5. Ahorrar también es bueno

Si ya hiciste un par de compras inteligentes que disfrutarás con tu familia, destina lo restante de tu presupuesto al ahorro voluntario para tu pensión. Vale la pena hacerlo y esto te dará beneficios durante muchos meses y años en un futuro, y además con tasas de interés atractivas. Si ahorras al menos un 10% de tu presupuesto podrás disfrutar de muchos Buenos Fines cuando te retires.

6. No hagas uso por anticipado de tu aguinaldo

A pesar de que las ofertas sean una gran tentación, no destines tu aguinaldo para pagar estas compras. Lo más seguro que en Navidad también desees comprar algo para regalar y podrías encontrarte con tu cartera comprometida.

*Director de Retención de Principal Financial Group