Ahorro durante las fiesta de Navidad ¿es posible?

ahorro-durante-navidad

 
Compartir:

 

Llegaron las fiestas decembrinas y con ello desembolsar parte de la quincena en la convivencia con la familia, amigos y compañeros del trabajo.


Todos quieren asistir a reuniones, comprar un atuendo para estrenar ese día y cuando se trata de compromisos ineludibles con clientes o directivos de la empresa hay que invertirle un poco más.

El problema es que de acuerdo a la Condusef hasta 80% de los consumidores no llevan un registro de sus gastos y literalmente acaban con el pago del aguinaldo o los bonos de fin de año.



Recomendaciones de ahorro.

Para que puedas ahorrar durante la Navidad, la empresa Principal Financial Group te recomienda:

1 Págate a ti mismo, como regalo de fin de año. Muchas personas designan una parte de su aguinaldo o bonos para saldar deudas, ya sea de créditos o tarjetas bancarias.

Sin embargo, es recomendable que te “pagues” a ti mismo, lo cual significa reservar una parte de las prestaciones de fin de año a tu ahorro personal.

Y ello es posible si antes de gastar o repartir tu dinero, tomas y cumples la decisión de fijar una cantidad exacta para dicho fin, lo cual te ayudará a comprar eso que tanto deseas, prevenir algún imprevisto (accidente, enfermedad o despido) o realizar aportaciones voluntarias a tu Afore.

2 Recuerda que hay vida más allá de la Navidad. Tal vez tengas la intención de entregar un regalo a tus seres queridos y debes cumplir con las obligaciones al participar en un intercambio en la oficina. Lo recomendable es fijar la cantidad de dinero que vas a gastar y respetarla.

Después redacta dos listas de obsequios: la primera, con las dos o tres personas más cercanas, a quienes entregarás un presente significativo y otra con los amigos a quienes ofrecerás un detalle.

Haz lo mismo con las fiestas, el secreto está en priorizar, fijar una cantidad y reducir el riesgo de la famosa cuesta de enero.

3 Conviértete en aliado de Santa Claus y los Reyes. La Procuraduría Federal del Consumidor recomienda que Santa Claus y los Reyes Magos analicen y comparen precios en diferentes establecimientos, con el fin de que hagan compras con las mejores condiciones posibles, tanto de precio como de calidad y garantía. Si tienes hijos, puedes platicar con ellos sobre qué juguetes les gustan más, incluso podrían ir a dar una vuelta por una o dos jugueterías y luego, hacer una lista con las mejores alternativas. Luego, puedes pasarles esta información a Santa y a los Reyes. Así, Santa y los Reyes podrán darles gusto, sin gastar de más.

4 ¿Crédito? Sí, pero con cuidado.

De seguro has pensado en utilizar tu tarjeta de crédito para hacer tus compras decembrinas.

Sin embargo, es recomendable tener una buena previsión a futuro, considerando cuánto pagarás mensualmente por tus compras y los intereses que éstas puedan generar.

Para ello, la Condusef cuenta con herramientas digitales o en línea (disponibles en www.condusef.gob.mx) que te permitirán conocer el Costo Anual Total (CAT) y las comisiones de los plásticos bancarios.

Es muy importante tener en cuenta que las opciones de crédito no representan “ingresos adicionales” a los que ya tienes. Al momento en que pagas estás adquiriendo una deuda que genera intereses y que tendrás que sumar a tus gastos fijos durante el plazo del crédito.

 

Compartir: