|    Autor:Alan Gómez Marin   |    Fuente:Director de Retención de Principal Financial Group México

Los factores que hacen crecer más el monto de tu pensión

factores-que-hacen-crecer

El sistema de ahorro para el retiro es uno de los mayores beneficios ofrecidos a las personas que cotizan a la seguridad social en México; ya que representará una fuente de ingreso (o pensión) que obtendrá el trabajador a partir de su retiro, misma que le servirá para solventar sus gastos durante la vejez. Por ello, mientras mayor sea el ahorro acumulado en su cuenta de ahorro para el retiro en AFORE (Administradora de Fondos para el Retiro), mayor resultará el monto de pensión que recibirá el trabajador. Suena lógico, ¿no?

Ahora bien, el ahorro acumulado en la AFORE[1] -que definirá el monto final de la pensión- depende de una serie de factores. En orden de relevancia, los cinco factores más importantes para hacer crecer el ahorro acumulado y, en consecuencia, el tamaño de la pensión son:

  1. El nivel de aportación: monto o porcentaje que ahorras de tu sueldo;
  2. La densidad de cotización: frecuencia o periodicidad con la que ahorras;
  3. El tiempo durante el cual ahorras: tiene que ver con la edad en la que comienzas y dejas de trabajar y ahorrar;
  4. Los rendimientos que generan tus ahorros: tiene que ver con el producto en el que ahorras, la estrategia de inversión que utiliza ese producto así como la experiencia en gestión de inversiones de quien administra tu dinero; y,
  5. Las comisiones o gastos administrativos: que se cobran por administrar tu ahorro para el retiro.

De estos cinco, los primeros tres factores (el monto, la frecuencia y el tiempo de ahorro) son fundamentales para incrementar el monto de la pensión y, lo más importante, son aquellos en los que cada persona tiene influencia y responsabilidad directa sobre su cumplimiento.

 

Revisemos con más detalle estos tres factores.

1.- El Nivel de Aportación. Este factor, que se refiere al monto o porcentaje del sueldo que cada trabajador ahorra para su retiro, tiene que ver, por una parte, con el nivel de aportación obligatoria estipulada en la Ley del IMSS y, por otra, con el nivel o monto de aportaciones voluntarias para el retiro que el trabajador decide ahorrar en adición, para incrementar el monto de su pensión.

El nivel de aportación obligatoria de los trabajadores que cotizan en el IMSS -que se deposita bimestralmente en su cuenta de ahorro para el retiro-, es de un 6.5% sobre el salario del trabajador, del cual, el trabajador solo aporta el 1.125% y el restante 5.375% es financiado mayormente por su patrón y una proporción menor  por el Gobierno[2]. De acuerdo con estos porcentajes, una persona que gana 4 salarios mínimos mensuales ($8,412 pesos) aportaría en total a su cuenta de ahorro para el retiro en AFORE $547 pesos al mes ($6,561 pesos al año). De esta cantidad, le corresponde a su empleador $433 pesos al mes ($5,199 pesos al año), al Gobierno $19 pesos al mes ($227 pesos al año) y al propio trabajador solamente $95 pesos mensuales ($1,136 pesos al año).

Mayores aportaciones dan como resultado una mejoría en la pensión. Destinar, por ejemplo, un 5% adicional de tu sueldo como ahorro voluntario, para que en total el ahorro para tu retiro sume 11.5% de tu sueldo (6.5% por aportaciones obligatorias más 5% por aportaciones voluntarias), podría incrementar el monto final de tu pensión en 22 puntos porcentuales[3]. Ahorrando más, harás crecer más tu pensión. 

 

2.- La densidad de cotización. Este factor que se refiere a la frecuencia o periodicidad con la que se ahorra, tiene que ver con el número de veces en las que un trabajador realiza aportaciones a su cuenta de retiro y la constancia de sus aportaciones. Aquí es importante considerar que entre más frecuentemente se realicen aportaciones para el retiro (obligatorias y voluntarias), mayor será el monto de pensión que recibirá el trabajador. Por ejemplo, al ahorrar 6.5% del sueldo los doce meses del año, se tendrá un ahorro para el retiro mayor que el que se obtendría ahorrando un mes sí y un mes no.

En éste sentido mientras te mantengas como trabajador activo ante el IMSS estarás ahorrando continuamente un 6.5% de tu sueldo. Pero, si dejas de cotizar al IMSS por alguna razón, será importante que realices aportaciones voluntarias para que tu ahorro para el retiro continúe incrementándose. En estos casos, acércate a la Delegación del IMSS que corresponda y date de alta en la “continuación voluntaria” para conservar los derechos pensionarios y complementa tu ahorro con aportaciones voluntarias para incrementar más el monto de tu pensión.

 

3.- El tiempo durante el cual se ahorra. Se mencionó la importancia del monto o cantidad de dinero que se destina al ahorro para el retiro; es decir, mientras mayor sea la aportación, mayor será al final la pensión. Se habló también de la frecuencia de ahorro, en el que mientras más constante sea el ahorro, mayor será el monto que se obtendrá como pensión.

Un tercer componente es el tiempo durante el cual se ahorra; no es lo mismo ahorrar un 6.5% del sueldo cada mes por 5 años, que ahorrar ese mismo porcentaje con la misma frecuencia por 10, 15 o 25 años. Lo ideal para tener una buena pensión, es que el trabajador cotice durante toda su vida laboral de forma constante, para que el ahorro para el retiro se acumule conforme los tres factores más importantes que se comentaron: monto, frecuencia y tiempo.

De acuerdo con la OCDE, la esperanza de vida de una persona al retiro en México es de 83 años[4]. Lo que significa que necesitarás ahorrar suficiente para mantener 18 años de tu vida durante la jubilación. Por ello, igual de importante es el ahorro voluntario que realices a tu cuenta de ahorro para el retiro en AFORE. Entre más ahorres mejor será tu pensión. Es un pequeño esfuerzo que hará la diferencia para disfrutar tu vejez con tranquilidad y plenitud.

 

El ahorro acumulado para tu pensión puede maximizarse. Finalmente, existen dos factores adicionales que potencializan el ahorro acumulado.  El primero de ellos tiene que ver con la estrategia de inversión. Para que el ahorro no pierda valor en el tiempo por inflación y además se incremente, es importante que este ahorro sea administrado e invertido en una institución financiera experta en pensiones, inversión y ahorro de largo plazo. En este sentido, la Reforma a la Ley del IMSS en 1997 permitió que empresas privadas expertas –las AFORE- gestionaran las pensiones de los trabajadores mexicanos con el fin de generar mayor eficiencia y especialización en la inversión del ahorro para el retiro de los trabajadores, brindando mayores posibilidades de maximizar el monto de las pensiones.

El segundo de ellos está relacionado con los gastos administrativos que cobran las AFORE por llevar a cabo sus actividades. Estos recursos son utilizados para garantizar una operación adecuada de las cuentas, realizar las gestiones necesarias para la obtención de una adecuada rentabilidad y seguridad en las inversiones -que podría maximizar las pensiones-, brindar asesoría especializada así como atender dudas o aclaraciones de los trabajadores.

Aunque estos dos factores dependen más de la AFORE que administra e invierte tus ahorros acumulados, es tu responsabilidad elegir la AFORE que mejor se adecúe a tus necesidades de servicio, asesoría, localización, etc. Las comisiones y los rendimientos influyen en el crecimiento del saldo, sin embargo, la gran diferencia proviene del nivel, tiempo y frecuencia del ahorro que realizas. Si la tendencia de las comisiones y los rendimientos que ofrecen las AFORE es ser competitivos, la única forma de garantizar tu futuro al retiro es ahorrando más.

Tú eres pieza clave para lograr una pensión adecuada a tus necesidades y disfrutar una jubilación sin preocupaciones. Recuerda que el control de tu ahorro para el retiro lo tienes tú. Sólo tú decides cuánto, con qué frecuencia, por cuánto tiempo y qué AFORE administrará tus ahorros para el retiro. Depende de ti, la seguridad financiera de tu familia y la tranquilidad de tu vejez.

 

[1] Ahorro obligatorio y voluntario.
[2] De acuerdo con el Artículo 168 de la Ley del IMSS vigente.
[3] Fuente: AMAFORE (octubre 2014), presentación de Carlos Noriega Curtis en el Foro  “Desafíos de los Sistemas de Ahorro para el Retiro”, Senado de la República.
[4] OCDE (2011): “Society at a Glance 2011”.

Aviso Legal
Acércate con un asesor de ahorro e inversión de Principal Financial Group para determinar cuáles son tus metas a corto, mediano o largo plazo. En Principal Financial Group ofrecemos Soluciones integrales de ahorro e inversión a largo plazo para satisfacer cada una de las metas financieras. Principal Financial Group está comprometido en generar una mayor cultura financiera.