|    Autor:Rocio Duran   |    Fuente:Departamento de Estudios, Principal Financial Group

Costo de oportunidad del dinero: el rendimiento y la inflación

inflacion

Todos en algún momento tenemos o tendremos dinero en nuestras manos. Frecuentemente escuchamos que nuestros ingresos no alcanzan para comprar lo mismo que antes, ¿te has preguntado cuál es el verdadero valor de tu dinero? El dinero es un medio de cambio aceptado en una sociedad; su verdadero valor tiene que ver con la cantidad de bienes y servicios que se pueden adquirir con él y, a su vez, ese valor depende del crecimiento de los precios en la economía –también conocido como inflación. Pero, ¿cuánto cuesta ganar y cuánto cuesta gastar cada peso de tu bolsillo?

La elección consumo-ahorro es una decisión intertemporal. Cada quincena tienes el poder para decidir cómo vas a distribuir o gastar tu ingreso: alimentación, médicos, ropa y calzado, escuelas, diversión y ahorro para ciertas metas de corto y mediano plazo. Tu decisión implica combinar decisiones de gasto y ahorro, es decir, decisiones de consumo presente por consumo futuro. En otras palabras, puedes decidir gastar todo hoy o gastar lo necesario y ahorrar el resto a cambio de un “premio” o rendimiento por el sacrificio presente. Este “premio” a tu ahorro representa el costo del dinero que dejas de ganar hoy por gastarte todo tu ingreso. Es un costo de oportunidad de tu dinero. Adicionalmente, considera que, el “premio” no se genera con magia; invertir una parte y gastar otra de forma inteligente repercutirá en tus metas a lo largo de toda tu vida.

La inflación es un aumento generalizado y sostenido de los precios del mercado en el transcurso de un período de tiempo. Si el nivel de precios sube, el efecto es una disminución del poder adquisitivo de la moneda, una pérdida del valor real. Esto también es un costo de oportunidad del dinero. Así que, tener dinero debajo del colchón por un periodo de tiempo determinado, digamos un año, implicará que cuando decidas gastarlo, te alcanzará para comprar menos. La inflación es un proceso natural de todas las economías como consecuencia de las decisiones de política monetaria y fiscal, de los flujos de divisas por el intercambio comercial, de la inversión extranjera, de la actividad económica en otros países del mundo, etc. Una decisión inteligente es ahorrar e invertir tu dinero en algún producto financiero ofrecido por las instituciones financieras formales, para que éstas a su vez inviertan esos recursos y obtengan buenos rendimientos para pagarte tu “premio” o rendimiento por inversión.

Un punto importante a considerar en las decisiones de ahorro e inversión es seleccionar un producto que ofrezca un rendimiento por encima de la inflación; es la mejor forma de blindar el valor real de tu dinero, asegurando que cuando decidas gastarlo podrás comprar más de lo que hubieras podido comprar antes de ahorrarlo e invertirlo. Por ejemplo, la inflación durante los últimos 12 meses fue de 3.75%; productos de inversión de corto plazo como una cuenta de ahorro en banco, un pagaré a 3 meses o papeles gubernamentales ofrecen rendimientos nominales anuales entre 1.60% y 3.02%. Ello implicaría que, en términos reales, tu dinero está perdiendo valor. Las AFORE, en contraste, al cierre de junio de 2014 ofrecieron un rendimiento nominal de 10.37%, 6.6 puntos porcentuales encima de la inflación.

Si hubieses ahorrado $1,000 pesos en enero de 2010 y, además, lo hubieses dejado sin invertir en algún producto financiero –por decir, debajo del colchón– hoy valdría $842 pesos; es decir, valdría 158 pesos menos y, en consecuencia, podrías comprar menos. Primero, porque pierde valor debido a la inflación acumulada en el periodo; y, segundo, porque no están generando ningún interés o rendimiento que incremente su valor. Los mismos $1,000 pesos invertidos en un pagaré a 3 meses, hoy valdrían $979 pesos. Valen más que dejarlos debajo del colchón; sin embargo, no logran alcanzar el valor de $1,000 pesos iniciales. Por otro lado, ahorrados en una sociedad de inversión especializada de fondos para el retiro (SIEFORE), hoy valdrían $1,402 pesos; ese ahorro no sólo protegió su valor inicial, sino que lo incrementó. Entre más tiempo permanezca invertido tu ahorro en instrumentos de más largo plazo, como las SIEFORES, mayores serán los rendimientos obtenidos.

Tipo de Producto

Financiero

Colchón

Cuenta

Ahorro

Cuenta

Cheques

Pagaré

3Meses

Papel

Guberm.

SIEFORE

Monto Inicial

(Ene2010)

1,000 1,000 1,000 1,000 1,000 1,000
Dic2010 956 965 976 991 1,000 1,077
Dic2011 919 936 958 988 1,005 1,162
Dic2012 887 927 942 987 1,013 1,257
Dic2013 851 910 919 976 1,008 1,348

Monto Final

(Jun2014)

842 910 916 979 1,012 1,402

Fuente: Principal Financial Group, con información Banxico, INEGI y CONSAR. El monto final considera tanto la inflación como el rendimiento otorgado por el producto financiero en cuestión. Para el ejercicio SIEFORE, se utiliza el rendimiento promedio al periodo de las 4 Sociedades Básicas de Inversión.


El rendimiento histórico del Sistema de Ahorro para el Retiro (desde 1997 en que inició a la fecha) es de 12.69% nominal y, descontando la inflación del periodo, en términos reales es de 6.35%*. En otras palabras, no sólo no pierdes por inflación sino que tu dinero se incrementa en el tiempo. ¡Podrías comprar más y proteger tu futuro! Aprovecha las oportunidades de inversión que ofrecen las AFORE, a través de sus SIEFORE, y realiza aportaciones de ahorro voluntario. De igual manera, infórmate sobre los productos de inversión que ofrecen rendimientos arriba de la inflación, siempre será una buena opción.

El valor del dinero representa no sólo el valor económico de la moneda, también representa tu seguridad financiera y la seguridad de tu familia. Generar un patrimonio te dará la certidumbre financiera para un retiro tranquilo.

 

Aviso Legal
La información presentada en este documento, refleja los criterios de los analistas especializados. Los datos incluidos provienen de fuentes consideradas confiables, sin embargo, Principal Grupo Financiero no se hace responsable de su veracidad ni de la interpretación que de los mismos se haga. Los rendimientos históricos no garantizan rendimientos similares en el futuro; antes de llevar a cabo cualquier decisión de inversión se recomienda buscar asesoría especializada con alguno de nuestros asesores.
*/ Para mayor información o comentarios sobre la publicación:
Rocio Durán / FleishmanHillard México / rocio.duran@fleishman.com / 5540-6031 ext. 239