|    Autor:Alan Gómez Marin   |    Fuente:Director de Servicios Especializados para el Retiro

¿Cómo disfrutar de un Feliz Aguinaldo?

feliz-aguinaldo

El aguinaldo, que por ley debe ser entregado a todos los trabajadores antes del 20 de diciembre, es una de las prestaciones laborales más esperadas y deseadas por los mexicanos, pues es considerado un “dinero extra” que puede ser usado en fin de año, una de las épocas con mayor gasto familiar y personal.

Sin embargo, el aguinaldo no es en realidad un “dinero extra” o un regalo, es el resultado del esfuerzo diario y constante de los trabajadores y un derecho laboral respaldado por la Constitución. Por tanto, debemos considerarlo como parte de nuestro presupuesto anual y por ello tener un plan previo para su buen uso y gozo.

El uso más común y atractivo de este ingreso es para realizar las compras de fin de año y consentirnos, o a algún ser querido, con un regalo. Son muchas las personas que incluso con meses de anticipación ya tienen pensando en qué se gastarán el aguinaldo de este año, el clásico “ya lo tengo gastado”, en tanto que algunas otras lo utilizan para pagar deudas de tarjetas de crédito. Y aquellos que son padres, saben que este “dinero extra” se destina básicamente a los juguetes de los niños.

Según la consultora Nielsen, en México los dos principales usos del aguinaldo son para las fiestas de fin de año, con un (26%) y para la compra de ropa y calzado (21%), mientras que el ahorro está en tercer lugar con un (18%) y el pago de deudas en cuarto con un (17%).[1] Además, indica que es en esta época cuando se registra el aumento más importante en el gasto de las familias.

Por tanto, la estadística muestra que es posible hacer rendir tu aguinaldo y que éste no sea consumido por las compras. Si participaste en la reciente edición de El Buen Fin, seguramente tuviste la oportunidad de hacer compras inteligentes con buenos descuentos y a meses sin intereses, por lo que ahora podrás destinar la mayor parte de tu aguinaldo al ahorro, a diferencia de años pasados.

No te conformes con pagar el mínimo de tu tarjeta de crédito, ya que en realidad solo estarías pagando los intereses generados; mejor trata de finiquitar esa deuda o al menos reducirla sustancialmente. Con tu remanente, todavía tienes el monto suficiente para destinarlo a un Fondo de Inversión o simplemente para guardarlo y pagar tus próximas vacaciones familiares o inscribirte a un curso y así no te endeudarás. Tampoco te olvides de tu retiro, pues en algún momento todos nos tenemos que retirar y está en nosotros ahorrar lo suficiente para disfrutar sin preocupaciones. Esfuérzate y destina al menos el 10% de tu aguinaldo en aportaciones voluntarias para tu Afore o al Fondo de Inversión que destinaste para este fin.

¿Y los regalos?

Después de un arduo año de trabajo es bueno consentirse con un regalo personal, siempre y cuando esté bien pensado y no comprometa nuestras finanzas personales, nos genere deudas o consuma todo nuestro aguinaldo. Tal como funciona con la quincena o la paga mensual, es muy importante que el aguinaldo también sea destinado al ahorro, la inversión y a pagar las deudas que podamos estar arrastrando. No hay nada más gratificante que empezar el año nuevo en números negros y sin deudas del año anterior.

Tener unas finanzas sanas es quizá el mejor regalo que te puedes dar este fin de año, pero no por eso tienes que sacrificar las compras navideñas para ti y tus seres queridos. En vez de comprar algo para cada persona, organiza un intercambio de regalos; así no tendrás que gastar todo tu presupuesto y además podrás comprar algo único y simbólico para esa persona especial. Establece un monto máximo para estas compras.

Recuerda además que los centros comerciales y las tiendas departamentales estarán llenos de ofertas y regalos que podrían desviarte de tu plan, así que antes de salir de casa haz una lista de lo que vas a comprar y apégate ella. Por otro lado, en enero habrá rebajas en muchos establecimientos, por lo que podrías posponer esa compra un par de semanas más a cambio de un buen descuento o promoción.

Tu presupuesto

Si tienes experiencia en realizar un presupuesto mensual para tus gastos, seguramente no tendrás mayor problema en utilizar sabiamente tu aguinaldo y podrás hacer que éste cubra más que solo las compras. La recomendación sería priorizar el pago de tus deudas y lo restante dividirlo en un 60% para tus compras y cena navideña, y el 40% restante para tu ahorro, tanto a corto como a largo plazo.

Pero, si este año has tenido problemas para gestionar y planear tus finanzas, éste es un excelente momento para hacerlo, no lo dejes para tus propósitos de año nuevo. No es complicado, solo necesitas tomar la decisión y poco a poco tendrás práctica. No cedas a las tentaciones y reflexiona antes de gastar.

Para ayudarte con tu plan financiero 2016, visita a tu asesor Principal y pregunta cómo podrías hacer rendir más tu aguinaldo y hacer un presupuesto de ahorro e inversión. Platica con él acerca de cuáles son tus metas financieras para el siguiente año, de tal forma que pueda guiarte a establecer un plan para que finalices el año con una cartera sana y empieces un plan financiero que sea exitoso a lo largo de los próximos 12 meses.

 

[1] http://aldetalle.net/wp-content/uploads/Nielsen-Consumer-Facts-Ventas-decembrinas.pdf. Pág. 3.

Aviso legal
Acércate con un asesor de ahorro e inversión de Principal Financial Group para determinar cuáles son tus metas a corto, mediano o largo plazo. Principal Financial Group ofrece Soluciones Integrales de ahorro e inversión a largo plazo para satisfacer cada una de las metas financieras de nuestros clientes. Principal Financial Group está comprometida en generar una mayor cultura financiera.