|    Autor:Ernesto García Zamora

Invertir en acciones usando Fondos de Inversión

Boletin-FI-Ilustracion-1117

Los Fondos de Inversión pueden ser un medio para tener acceso, de forma directa o indirecta, a acciones de empresas de distintas partes del mundo en un solo instrumento y con un cierto nivel de diversificación.

En finanzas, las acciones representan una parte alícuota de una empresa que, dependiendo del tipo (comunes o preferentes), pueden conferir a sus propietarios derechos y obligaciones, como dividendos o la participación dentro de las decisiones sobre el rumbo de la compañía. Las acciones pueden ser adquiridas en una oferta pública inicial (la primera vez que la empresa ofrece sus acciones al público inversionista) o en el mercado secundario (el más común). Entre otros requisitos, la empresa que tiene acciones públicas tiene la obligación de informar trimestralmente (marzo, junio, septiembre, diciembre) su situación financiera mediante reportes como el Estado de Resultados o el Balance General.

Adicionalmente estas empresas, dependiendo de su jurisdicción, tienen requisitos adicionales como reportar eventos de especial relevancia, explicar las razones de eventuales fuertes alzas o bajas en la acción, etc.

Los montos iniciales, costos e incluso la sofisticación del mercado financiero podría restringir el acceso a esta clase de activos a cierto segmento de inversionistas. Por ejemplo, el precio de una acción de una empresa tecnológica cotiza aproximadamente en 1,032 dólares o 19,800 pesos mexicanos por lo que con un capital de $100,000 pesos mexicanos podrían adquirirse 5 acciones de dicha compañía, lo cual incrementa el riesgo total del portafolio al sólo tener acciones de una sola compañía, de un solo sector y de un solo país.

Una de las opciones que tiene el inversionista es adquirir un Fondo de Inversión que le puede dar acceso a un mayor número de compañías, sectores, estilos, factores, países e incluso estrategias. Un Fondo de Inversión toma el dinero de un conjunto de inversionistas y adquiere
instrumentos financieros generando un portafolio de inversión del que emite títulos que puede adquirir el público inversionista, pero el valor de dichos títulos es menor.

Acorde con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, los fondos de renta variable pueden tener la categoría de:

  1. Discrecional
  2. Especializada en acciones
    • Mercados emergentes
    • Mercado de los EUA
    • Mercados asiáticos
    • Indizadas al IPC
    • Indizadas al S&P500
    • Mexicanas
    • Latinoamericanas
  3. Especializada en deuda

Los Fondos de Inversión deben tener su cartera de inversión disponible al público en la que se pueden revisar los instrumentos (acciones, bonos, derivados, fondos, fibras, etc.) en los que invierte. Por ejemplo, un fondo puede tener acciones en directo o a través de ETFs (instrumentos financieros que replican el comportamiento de un índice de referencia como el S&P 500 o el Índice de Precios y Cotizaciones IPC), es decir, de
forma directa o indirecta el inversionista puede tener acciones de empresas de distintos países como Estados Unidos, Japón, Reino Unido, China, Francia, Alemania, Canadá, Suiza, Australia, Corea del Sur, Holanda, Taiwán, España o México.

NOTA: Solo se consideraron algunas de las categorías disponibles. Para la totalidad, consultar el reporte “R1. Información Mensual, Activos Netos, Clasificación, Tipo de Fondo, Tipo de Operadora, Operadora” en la página CNBV.