Suscríbete al Boletín Principal

E-mail:*
Todos los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.

Junio

El método bola de nieve para salir de deudas

salir-de-deudas

Cuando tomamos un crédito, utilizamos dinero que no es nuestro para comprar un bien o servicio. Esa cantidad “prestada”, la tendremos que devolver en el futuro, junto con los intereses que hayamos pactado.

En otras palabras, adquirimos una obligación de pagar ese dinero con nuestros ingresos futuros. Por eso decimos que el crédito compromete nuestro flujo de efectivo: parte del dinero que ganemos más adelante, tendrá que ser utilizada para pagarlo y no lo tendremos disponible para hacer otras cosas más productivas con él.

Cuando las personas se exceden en el uso del crédito, se sienten atrapadas y estresadas porque una buena parte de su dinero se les va en pagar esas deudas. Por eso mismo no tienen capacidad de ahorro y no pueden enfocarse en construir un patrimonio o en incrementar su ahorro para el retiro.

Llega un momento en el cual salir de deudas se convierte en la prioridad.

Hay diferentes métodos para hacerlo, pero sin duda uno de los más efectivos es el llamado método bola de nieve, que se enfoca en pagar las deudas de menor a mayor (es decir primero la más pequeña y así sucesivamente), pero generando una inercia a medida que pagamos cada una.

Esto podría parecer contra-intuitivo ya que claramente sería más eficiente, desde el punto de vista financiero, hacerlo en orden de tasa de interés (enfocarse primero en la más cara y así sucesivamente). Sin embargo, debemos recordar que en las Finanzas Personales no todo es matemáticas el comportamiento humano tiene mucho que ver.

David Gal y Blakeley McShane, profesores investigadores de la Universidad Northwestern Kellogg,1 elaboraron un estudio en el cual concluyen que el método bola de nieve incrementa la probabilidad de que la gente quede libre de deudas, ya que ofrece victorias rápidas que brindan la motivación suficiente para seguir adelante con el método. En 2016, otro estudio distinto alcanzó conclusiones similares.2 Es claro entonces que salir de deudas es una batalla psicológica, no sólo financiera, para las personas.

 

¿Cómo funciona el método bola de nieve para salir de deudas?

En realidad es muy sencillo:

  1. Listar todas las deudas y ordenarlas de menor a mayor.
  1. Hacer el pago mínimo en todas, excepto en la más pequeña. A esta última debemos destinar la mayor cantidad posible según nuestro presupuesto (desde luego, más que el mínimo).
  1. Cuando terminemos de pagar la más pequeña, esa cantidad que destinábamos a ella, se la sumamos al pago mínimo que ya hacíamos de la siguiente. Por eso el nombre de bola de nieve, ya que al terminar de pagar una deuda, sumamos esa cantidad a la segunda, haciéndolo más grande.

 

Cuando implementamos este método y salimos de nuestra deuda más pequeña rápidamente, vemos progreso: se ha ido de nuestra vida para siempre. Liberamos un poco de flujo de efectivo, que usamos para pagar la siguiente. Cuando uno ve que funciona, uno se motiva y permanece. El estrés disminuye.

Pero además, cuando llega el momento de enfocarnos a las deudas más grandes, ya hemos liberado tanto flujo de las más pequeñas, que crea un efecto “bola de nieve”. Se forma una inercia que cambia nuestro comportamiento y nos ayuda a salir de deudas para siempre.

 

Referencia
Can Small Victories Help Win the War? Estudio elaborado por David Gal y Blakeley B. McShane, investigadores de la Universidad Northwestern Kellogg, publicado en el American Marketing Associations’s Journal of Marketing Research, en Agosto 2012. Ver estudio.
Repayment Concentration and Consumer Motivation to Get Out of Debt. Estudio elaborado por Keri L. Kettle, Remi Trudel, Simon J. Blanchard, Gerald Häubl. Journal of Consumer Research, Oxford Press, Agosto 9, 2016.

 
Compartir:
  

¿Sabes qué pensión te tocará y cómo puedes incrementarla?

incrementar-pension

En México, la mayoría de los adultos jóvenes empezaron su vida laboral hace menos de 20 años y empezaron a cotizar bajo el actual sistema de ahorro para el retiro, que entró en vigor en julio de 1997. Esto implica que su pensión en el futuro dependerá completamente del saldo que hayan logrado acumular en su cuenta individual en una Afore.

Sin embargo, lo que muchos de ellos no saben es que, de acuerdo con un estudio de la OCDE,1 las contribuciones obligatorias al sistema son demasiado bajas para generar una pensión adecuada. Como demuestra el estudio: “una tasa de contribución del 6.5%, en el mejor de los casos, puede llevar a una tasa de reemplazo2 de apenas el 26% para el trabajador promedio”.

Por eso, es importante complementar esas contribuciones con ahorro voluntario, para aspirar a vivir tus años de retiro con calidad, sin tener que depender de nadie más que de nosotros mismos. Esta es una de las razones por las cuales la CONSAR ha lanzado diversas campañas para impulsarlo. Gracias a ellas, al cierre del primer cuatrimestre de 2017, el ahorro voluntario total (ahorro voluntario + ahorro solidario) alcanzó la cifra récord de $47,605 millones de pesos, un crecimiento del 19% por arriba de la inflación respecto al mismo mes del año 2016.3 Del cierre de 2012 a la fecha, el ahorro voluntario total se ha cuadriplicado. Pero sin duda hay mucho más por hacer.

En Principal, estamos convencidos que una buena pensión depende de una buena asesoría y por ello, desde nuestro inicio, construimos una oferta de valor diferenciada y cimentada en dos pilares fundamentales: una asesoría continua para nuestros clientes y la Carpeta Previsional.

Esta última es una herramienta muy poderosa que te ayuda a proyectar cuál será tu pensión tomando en cuenta el saldo actual en tu cuenta individual, tu salario base de contribución y los años que te faltan por trabajar. Esta información es muy valiosa y te permite sin duda tomar mejores decisiones para tu futuro.

La Carpeta Previsional te ayuda a conocer distintos datos que son importantes para tu retiro, como por ejemplo tu historia laboral, para que puedas validar que todas tus semanas trabajadas estén registradas. Esto es importante, porque la ley en vigor requiere que el trabajador cuente con un mínimo de 1,250 semanas cotizadas – es decir poco más de 24 años, para tener derecho a una pensión.

Y además te decimos qué puedes hacer para incrementarla y te ayudamos a determinar qué cantidad adicional podrías ahorrar cada mes para que alcances la pensión que te permita conservar tu estilo de vida cuando te retires.

Recuerda que hacer aportaciones voluntarias a tu cuenta individual también tiene beneficios fiscales, ya que son deducibles de impuestos hasta el 10% de tus ingresos acumulables, sin exceder de 5 salarios mínimos generales elevados al año.4

¿Sabes cómo puedes realizarlas? En Principal lo hacemos muy sencillo, ya que puedes domiciliarlas directamente a tu cuenta bancaria los días que tú elijas: de manera semanal, quincenal o mensual. Así tu ahorro es automático.

Si escoges domiciliarlas, contamos con opciones muy interesantes para ti. Puedes decidir si quieres incrementar de manera gradual tu ahorro, ya sea en porcentaje o monto. Si lo prefieres, puedes establecer un monto objetivo y un plazo específico de ahorro. Además, eliges si quieres hacerlas deducibles o no.

De lo contrario, tenemos muchas otras maneras para que las hagas de manera simple: a través de descuento por nómina (deberás solicitarlo directamente a tu empresa para que te lo realice vía SUA) o bien depósitos en las tiendas de conveniencia 7 Eleven, Extra o Círculo K. También puedes hacerlo a través de los siguientes bancos, ya sea en sucursal o a través de su banca electrónica: Banamex, HSBC, BBVA Bancomer. Incluso en Telecomm y recientemente en Farmacias del Ahorro.

No olvides que de ti depende que tengas un retiro cómodo, con una pensión que te alcance para vivir con calidad. En Principal estamos para acompañarte y para brindarte toda la asesoría y las herramientas que requieres, para hacerlo realidad.

 

Referencia
Estudio de la OCDE de los sistemas de pensiones, México, 2016.
La tasa de reemplazo es el porcentaje de salario que recibe un trabajador retirado, respecto a su último sueldo devengado, antes de la jubilación.
Boletín de Prensa 26/2017 de CONSAR, publicado el 15 de mayo del 2017
Último párrafo del Art. 151 de la Ley del ISR vigente.

 
Compartir: